10 Claves para redactar emails convincentes

emails convincentes

10 Claves para redactar emails convincentes

El email se ha convertido en uno de los canales de comunicación más extendido entre usuarios de todas las edades, y a pesar del nacimiento de otros canales como las redes sociales, sigue siendo uno de los métodos más eficaces para comunicarte con tus clientes y potenciales clientes.

Y quizá sea porque estamos muy acostumbrados a redactar emails a diario, como parte de nuestra actividad habitual, que en ocasiones ignoramos el impacto que un email bien redactado puede tener frente a nuestro lector.

Ya sea cuando escribes un email a un proveedor, un cliente o un socio, o cuando redactas una campaña de email marketing, es recomendable que sigas estos consejos para redactar emails convincentes:

 

Cómo escribir emails convincentes (que tus lectores lean y actúen en base a ellos)

 

1º: Define tu objetivo

 

Antes de comenzar a escribir cualquier email, debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué pretendo conseguir con este email? ¿Pretendo que el receptor compre mi producto? ¿Acceda a ponerme un enlace en su web? ¿Visite mi último artículo del blog?

Nuestro consejo es que definas un único objetivo por email, y que centres el diseño y el contenido del email en este objetivo. La única excepción a esta regla son los boletines informativos o newsletters, que suelen incluir varias piezas de información igualmente relevantes. Pero si no vas a redactar una newsletter, es mejor que escribas un email por cada acción que pretendas que tu lector realice.

 

2º: Sé conciso

 

A la hora de redactar un email, debes ser respetuoso con el tiempo de tus lectores. Vivimos en una sociedad frenética, donde todos recibimos diariamente decenas, sino cientos de mensajes de personas o marcas reclamando nuestra atención. No caigas en el error de pretender que tus lectores se tiren veinte minutos leyendo tu email, si les puedes contar lo mismo con menos palabras.

Una vez hayas terminado de redactar tu email, revísalo y detecta toda aquella información que sea redundante, y elimínala. Tus lectores te lo agradecerán.

 

3º: Céntrate en los beneficios de tus lectores

 

Uno de los errores más habituales de los emails promocionales es centrar su contenido en la marca o la promoción objeto del email: lo buena que es la empresa, las características del producto/servicio ofertado, los reconocimientos públicos recibidos…

Pero realmente, ¿eso le interesa a tu lector? En la mayoría de los casos, no. A tu lector le interesan sus problemas o necesidades, y cómo tu producto o servicio puede cubrirlas. Tu email será mucho más eficaz si te enfocas en lo que le puedes aportar tú a tu lector, y no al revés.

 

4º: Disipa las dudas de tu lector

 

Cuando comiences a diseñar el contenido de tu email, debes ponerte en la piel de tus lectores, e imaginarte las excusas o reticencias que ellos te pondrían para no realizar la acción que les estás pidiendo en el email.

Por ejemplo, si tu email tiene el objetivo de que tus lectores se inscriban a tu curso online, uno de los motivos para no apuntarse puede ser que el precio es demasiado elevado. Para disminuir este problema, puedes ofrecer descuentos por pago anticipado, pago por mensualidades, o hablarles del precio mucho más alto de cursos similares en Estados Unidos.

Si tienes en cuenta todos esos argumentos en contra de tu objetivo y les ofreces solución, tendrás muchas más posibilidades de convencer a tus lectores de que hagan lo que tú quieres.

 

5º: Cuenta una historia

 

Ya lo decíamos en nuestro anterior artículo sobre storytelling: las historias nos ayudan a conectar con nuestros lectores, generando empatía y transmitiendo muchas más emociones que con un email que sólo contiene información objetiva.

Cualquier argumento o razonamiento que quieras dar a conocer a tus lectores será mejor recordado si va envuelto en una historia, con la que tu lector se puede sentir identificado, y le ayuda a conocer mejor a tu marca y a las personas que formáis parte de ella.

 

6º: Utiliza varias veces el nombre del receptor

 

Como decía Dale Carnegie, escritor del libro “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas”, “Recuerda que para cualquier persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma”.

Utiliza el nombre del receptor en varias ocasiones en el email; no sólo en el saludo inicial, sino también en el asunto, y en el cuerpo del email. Así harás que tu email suene mucho más íntimo y directo, y tu receptor lo verá con otros ojos.

 

7º: Cuida el diseño

 

El diseño no suele ser relevante en emails individuales, aunque sí que tiene su impacto en campañas de email marketing. En este caso, es recomendable incluir imágenes bien optimizadas, que no impidan la carga rápida del email, y definir una tipografía y colores que se mantengan de manera uniforme en todas las campañas enviadas.

Y en el caso de los emails enviados a individuos concretos, desde un email de marca o profesional, como mínimo es recomendable contar con una firma con el logo de la marca y los datos de contacto del remitente.

8º: Incluye cifras o estadísticas

 

Otra manera de apoyar los argumentos que incluyas en tu email es a través de información estadística, que apoye tus argumentos.

Es mucho más fácil que tu receptor te crea si incluyes información externa que apoya tu razonamiento. Y además, demuestra que has realizado una investigación previa sobre el tema, y sabes de lo que hablas.

 

9º: Incluye testimonios

 

Al igual que las estadísticas, los testimonios, pequeños fragmentos donde un cliente actual o pasado cuenta su experiencia con tu producto o servicio, puede ayudarle a tus lectores a generar confianza en tu marca, puesto que pueden sentirse identificados con la persona que emite dicho testimonio, y suelen dar solución a los principales miedos o inseguridades de los potenciales clientes con respecto a tu producto o servicio.

 

10º: Añade un poco de humor

 

A muchas marcas les cuesta trabajo hacer esto, pero lo cierto es que tus lectores te lo agradecerán si relajas un poco tu estilo de comunicación, y dejas de ser esa marca tan formal para incluir una pizca de humor en tus emails.

Al igual que las historias, o los testimonios, el humor te ayuda a empatizar con tus lectores, y les acerca más a tu marca.


Si aplicas estos consejos en todos los emails que redactes a diario en nombre de tu marca, conseguirás mayor interacción con tus lectores, y conseguirás que un mayor porcentaje de ellos acaben haciendo lo que esperas de ellos.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin
No Comments

Post A Comment

3 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.